septiembre 15th, 2018 by Psicotraining
Desde hace un tiempo hemos empezado a oír a hablar de un nuevo término para referirse a un determinado tipo de personas, las personas PAS o Personas Altamente Sensibles. 
 
La primera vez que escuché este término fue es una página web de actividades en grupo. En concreto el grupo era para pasar tiempo de ocio con personas que se consideran altamente sensibles. Normalmente este tipo de webs de actividades en grupo para jóvenes y adultos, pueden ser un buen recurso para conocer gente con la que compartir aficiones, y en ocasiones le recomendamos a nuestros pacientes que exploren esta posibilidad cuando se trata de ampliar su red social.
Desde luego el nombre de este grupo no me resultó indiferente. De esto hace ya algún tiempo, no obstante, poco a poco se empieza a escuchar este nuevo término que incluso a los psicólogos nos pilla de sorpresa. Son muchas las teorías de la personalidad que reúnen ciertos rasgos para definir a las personas en función de aquellos rasgos más sobresalientes, pero hasta ahora ninguno que hiciera referencia a esto como tal. 
 
 
La primera en introducir este nuevo termino en España fue la psicóloga Elaine Aron en 2006 con su libro “El Don de la sensibilidad” , libro en el cual recoge los estudios realizados por la autora en la década de los 90 sobre ello y que fueron motivados por la necesidad de comprenderse a sí misma y su manera de procesar la información.
 
La alta sensibilidad queda definida por una sensibilidad extrema que hace a la persona percibir el mundo con más intensidad tanto en los aspectos positivos como en los negativos. Se trata de “vivir con más intensidad” los estímulos, las relaciones interpersonales, y la amistad. Aproximadamente en un 20% de la población posee dicho rasgo de personalidad, y hay investigaciones científicas que lo avalan. 1 de cada 5 personas es altamente sensible.
 
Para saber verdaderamente si eres una persona altamente sensible, deberías realizar un test que midiera dicho rasgo, y aún así sería meramente orientativo el resultado que sería bueno contrastar con un psicólogo terapeuta.
 

Pese a ello, algunos de los rasgos que las personas PAS suelen mostrar son los siguientes

 

1. Procesamiento profundo de la información

Es la característica principal de estas personas. El sistema neurológico de estas personas es capaz de procesar con mayor intensidad tanto pensamientos  como   sentimientos. La investigación demuestra que en las personas altamente sensibles se activan áreas del cerebro relacionadas con el procesamiento profundo y consciente que, en el caso de las personas no PAS, no se activan realizando las mismas acciones.
Esto supone una capacidad reflexiva mayor, un escudriñamiento profundo de la información que recibe del exterior, pudiendo extraer conclusiones certeras.
En definitiva son personas con gran capacidad de análisis y síntesis. 
 

2. Sobre-estimulación del sistema

 
Para las personas altamente sensibles, los ambientes con muchos estímulos resultan más perturbadores que para las personas que no lo son, lo cual les lleva a  retirarse  y/o a evitar este tipo de ambientes para poder recuperar su equilibrio personal y emocional. Los lugares tranquilos, incluso en soledad, son los preferidos para ellos, y es donde más a gusto se sienten. 
 

3. Alta empatía y intensa emocionalidad

 
Sus respuestas son más emocionales y por lo tanto más intensas. Viven todo más intensamente. Todo lo experimentado se amplifica (incluso ver una película de miedo o   acción, puede resultar  muy activador para el sistema nervioso de la persona PAS. Esta forma de vivir las emociones facilita que las personas PAS sean muy empáticas hacia el resto. 
 

4. Sensibilidad hacia las sutilezas

 
Las personas PAS perciben cosas a su alrededor que para el resto pueden pasar inadvertidas, y no solo en lo referido a estímulos que tienen que ver con los sentidos(sonidos, colores, olores), también a nivel de energías positivas o negativas, o algo difícil de definir, pero que sin duda resulta como si las personas altamente sensibles llevaran puesto un radar al que no escapa un detalle.
 
 
 
Todas estas características son fruto del sistema nervioso de la persona que es el que hace que la percepción de estas personas sea tan característico tanto, para los estímulos físico como para lo emocional, y en su procesamiento .
 
Ser una persona PAS no es por tanto ningún trastorno, si no un tipo de personalidad. Está en parte relacionado en un porcentaje con el rasgo de personalidad introvertida. rasgo del cual se habla también últimamente como rasgo positivo para las personas que lo poseen. El libro “El poder de los introvertidos” de Susan Cain, habla precisamente de ello, en un sentido positivo. Hacerse eco tanto de los introvertidos como de las personas altamente sensibles, es de gran importancia ya que en esta sociedad que vivimos, suele premiarse el ser extrovertido, así como favorecer los espacios y lugares con sobre-estimulación.
 
Lo importante para las personas PAS es conocerse, aprovechando así las características que poseen para que jueguen a su favor. Sentirse diferente, juzgado y alejado del resto, lleva a las personas altamente sensibles a sentirse insatisfechos.  Pero hay que usar la sensibilidad a tu favor y no confundir sensibilidad con fragilidad. 
 
Por ello os dejamos algunos consejos para que jueguen a tu favor si eres una persona PAS:
 
  1. Trabaja y cuida tu autoestima
  2. Acepta que eres una persona con mayor sensibilidad que el resto.
  3. Utiliza la sensibilidad para crear. Potencia tu creatividad tanto en tus momentos de ocio como en el terreno laboral.
  4. Haz un uso correcto de la empatía y protégete aprendiendo Asertividad para saber poner los límites entre lo tuyo y o de los demás a nivel emocional.
  5. Aprovecha tu sensibilidad y de las dotes para trabajar en equipo.
  6. Sal de tu zona de confort y explora cosas nuevas.
  7. Aprovecha tu percepción de los estímulos para quedarte con los espacios y actividades que mejor te hagan sentir.
  8. Aprende a parar tus pensamientos y a no caer en una infinita reflexión o no que es lo mismo “la parálisis por el análisis”.
  9. Potencia las relaciones de calidad y duraderas.
  10. Aprovéchate de tu sensibilidad, la intuición no te fallará en una gran parte de los casos.
 
 
Autora: Tania Soria. Psicóloga col. M22296.
Fundadora de Psicotraining Madrid
Especialista en Terapia de Conducta y Salud. Terapeuta EMDR

Posted in General, Jóvenes y Adolescentes Tagged with: ,